Fuga sin fin, lectura recomendada

….durante años estuvo visitando el mismo prostíbulo para ver a una peliroja que se llamaba Ickaterina Pewlowna. Si habia otro que estuviese con ella, Baranowicz, amante paciente, la esperaba.
La muchacha fue envejeciendo, se teñia el pelo plateado e iba perdiendo un diente tras otro, y perdió hasta la dentadura postiza.
Baranovitcz tenia que esperar menos cada año, hasta que al final, él era el único que iba a ver a Ickaterina. Ella comenzó a amarlo. Su anhelo ardía durante todo el año, el anhelo tardío de una novia tardía. Cada año era mayor su ternura, más fuerte su pasión, ya era una anciana; con la carne marchita gozó el primer amor de su vida……….
Joseph Roth
Se puede leer en este enlace.
Sugerencia enviada por  Tomas Fischl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.