"Encuentro de varones, un sutil testimonio"

Comparto las palabras de Tomás para dar pinceladas del estar en el grupo.
Los martes:  como ir al templo, como ir a misa para otros…encontrarse con ustedes, cada uno tan diferente, tan especifico, y diferentes a mi mismo.
Digo esto de lugar sagrado, pues en alguna medida lo es .
Un lugar que se va construyendo  y calentando, como quien hace pan; lentamente, amasando afectos, ejercitando paciencias, cada cual la propia;  saber esperar; mirarse;  escucharnos, en  esas voces que vienen del mismo mundo y a la vez de mundos tan extraños que nunca sabremos.
Los martes como una red de contencion, un hito para mi esencial que me ayuda estar y vivir en esta tan contradictoria ciudad,  que elegimos como nuestra casa.
Nuestros martes son parte de esta casa; un pequeña y noble habitacion.
Estan nuestras formas y contenidos.  Sin el afecto que nos tenemos, no seria nada.
Tomi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.