Los cambios en los roles del varón y la mujer los producimos día a día en las acciones de tod@s y cada un@

VARONESEl desplegar estos nuevos roles interpela las relaciones de poder que sostenía el modelo patriarcal.
Para prevenir la violencia en la pareja necesitamos democratizar los vínculos a través del diálogo superador de las contradicciones, aprendiendo a negociar alternativas más fructíferas abandonando la predominancia de la dominación de unos u otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.