Canciones en la presentación del libro ¿Por qué los hombres no entendemos a las mujeres?


 

«Nos hicieron creer que el gran amor solo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado. Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece llevar a sus espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.
Nos hicieron pensar que una formula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, era lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene un nombre “anulación”. Que sólo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable.
Nos hicieron creer que solo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que se escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos dijeron que podemos intentar otras alternativas. Cada uno lo va a tener que descubrir solo» (Jonh Lennon)

De mi barrio – Tango 1923
 
Yo de mi barrio era la piba más bonita,
en un colegio de monjas me eduqué
y aunque mis viejos no tenían mucha guita
con familias bacanas me traté.
Y por culpa de ese trato abacanado
ser niña bien fue mi única ilusión,
y olvidando por completo mi pasado,
a un magnate entregué mi corazón.
Por su porte y su trato distinguido
por las cosas que me mintió al oído,
no creí, que pudiese ser malvado
un muchacho tan correcto y educado.
Sin embargo, me indujo el mal hombre
con promesa de darme su nombre,
a dejar mi hogar abandonado
para ir a vivir a su lado.
Y es por eso que mi vida se desliza
entre el tango y el champagne del cabaret
mi dolor se confunde en mi sonrisa,
porque a reír mi dolor me acostumbré…
Y si encuentro algún otario que pretenda
por el oro mis amores conseguir,
yo lo dejo sin un cobre pa’ que aprenda
y me paguen lo que aquel me hizo sufrir.
Hoy bailo el tango, soy milonguera
me llaman loca y ¿qué se yo?…
Soy flor de fango, una cualquiera
culpa del hombre que me engañó…
Entre las luces de mil colores
y la alegría de] cabaret,
vendo caricias y vendo amores
para olvidar a aquel que se fue…
 
Música: Roberto Goyheneche
Letra: Roberto Goyheneche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.