Visión para relajar las exigencias!!!!!!!


La mayoría de nosotros
nunca obtenemos
los grandes premios
en la vida.
El Pulitzer.
El Premio Nobel.
Tonys.
Emmys.

Pero para todos
son accesibles
los pequeños
placeres de la vida.
Una palmadita en
la espalda.
Un beso
detrás de la oreja.
Una trucha de dos kilos.
Una luna llena.
Un lugar de estacionamiento vacío.
Un chisporroteante fuego.
Una buena comida.
Una puesta de sol gloriosa.
Sopa caliente.
Cerveza helada.

No se preocupe
por acaparar
los grandes premios
de la vida.
Disfrute de las
pequeñas delicias.
Hay suficientes
para todos….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.