Encuentro en Santa Rosa de Calamuchita, Córdoba

A qué llamamos Teatro Espontáneo

En el proceso de elaboración de la teoría psicodramática, J. L. Moreno fue realizando diversas experiencias teatrales destinadas a sistematizar sus ideas con respecto a la manifestación y expresión de la espontaneidad y la creatividad. En todas ellas  la premisa siempre fue operar sin texto teatral previo, sin ensayos y con actores improvisados en el momento o profesionales que se permitieran dejarse llevar por la espontaneidad. Otro punto distintivo fue el deseo de reducir la distancia entre el público y los actores, lo que en comienzos del Siglo XX significaba toda una revolución. Esta distancia se acortaba tanto por la participación del público en el grupo de actores asumiendo muchas veces roles protagónicos o sugiriendo la temática a ser dramatizada o simplemente con sus comentarios y opiniones. Esta modalidad de trabajo fue produciendo materia prima para ejercitar la utilización de diversas técnicas como intercambiar roles, realizar soliloquios, auto – dirigirse y otras. Su práctica reiterada dio origen a una organización técnica que adquirió diversas denominaciones: teatro espontáneo, periódico viviente y teatro terapéutico.

Hoy consideramos al Teatro Espontáneo como un recurso técnico del repertorio psicodramático que, con intención terapéutica o educacional, permite al mismo tiempo una manifestación artística y una oportunidad para relacionarse con temores, mitos, opiniones y juicios muchas veces reprimidos. Su manifestación espontánea mediatizada por el rol que se estuviere desempeñando, permite una apropiación colectiva de líneas de fuga del pensar y el sentir difícilmente accesibles mediante propuestas intelectuales inscriptas en una lógica formal. El Teatro Espontáneo y especialmente el Periódico Viviente, forman parte de la caja de herramientas de la Pedagogía Psicodramática.

 

Qué es el Sociodrama?

Es otra de las técnicas psicodramáticas más complejas. Su particularidad está dada porque el grupo es el sujeto del trabajo. Existe un conjunto de pasos a seguir en el manejo del grupo que permite la aproximación a un pensar colectivo a respecto de hechos que afectan al grupo.  En este caso es de suma importancia que los profesionales que conducen los trabajos sociodramáticos tengan una clara visión del grupo como un organismo autoregulable único y original. Siendo que su originalidad irá manifestándose a medida que se produce la interacción. El Sociodrama ocupa en la Pedagogía Psicodramática el lugar que el Psicodrama tiene en el marco terapéutico.

Organizadores:

Guillermo Augusto Vilaseca

Psicólogo clínico, social y psicodramatista. Fue presidente de la Asociación Argentina de Psicodrama. Grupalista innovador en las prácticas de entrenamiento y saneamiento de roles sociales y de la problemática masculina. Autor de artículos sobre temas de su especialidad editados en el sitio: www.clinicasgrupales.com.ar y en la revista Campo Grupal. vilaseca@retina.ar

Alcione Ribeiro Dias

Psicóloga y psicodramatista. Consultora en capacitación en recursos humanos en empresas e instituciones públicas y privadas (GERARH). Especializada en Pedagogía Psicodramática, Sociodrama y Teatro Espontáneo. Miembro de la ABPS de São Paulo.  Presidenta de La Federação Brasileira de Psicodrama (FEBRAP). alcione@gerarh.com.br

María Alicia Romaña

Pedagoga y psicodramatista. Profesora (1958 / 1976) y rectora (1973) de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón – Buenos Aires  (actualmente denominada IUNA – Instituto Universitario Nacional del Arte). Iniciadora de la práctica pedagógica del psicodrama en Argentina y Brasil . Supervisora y sócia honorária de la ABPS (Associação Brasileira de Psicodrama e Sociodrama ) – FEBRAP . alirumipal@yahoo.com.ar

Paulo Bareicha

Psicólogo y psicodramatista. Profesor de Psicología en la Facultad de Educación de la Universidade de Brasília (UnB). Con maestría y doctorado en Teatro – Educación por la Universidade de São Paulo (USP). Fundador de la ONG “Círculo de Giz”. Coordinador del Grupo Brasiliense de Teatro Espontáneo. Organizador del 1er. Encuentro de Educadores y Psicodramatistas (1998).  Director de Enseñanza y Ciencia de la FEBRAP. paulo.bareicha@gmail.com

Luciana Bareicha

Psicóloga y psicodramatista. Profesora de Psicología en la Faculdade  Anhanguera de Brasília, con pós grado sobre la Teoría de las Representaciones Sociales por la UnB. Cursa el doctorado en Educación en esta universidad. Presidenta de la ONG “Círculo de Giz” (Circulo de tiza). luciana.bareicha@gmail.com

Elena Noseda

Educadora con profesorado en Letras por la Universidad Nacional de La Plata. Psicodramatista formada en el grupo pionero en la incorporación de la modalidad pedagógica del psicodrama creada por M.A. Romaña. Con amplia experiencia en la conducción de grupos dentro de proyectos universitarios en el país y el exterior. Co-coordinadora del Grupo de Padres de Soldados durante la Guerra de Malvinas y del Proyecto de la Universidad de La Plata para la re-inserción de los ex-combatientes en sus estudios universitarios. Co-directora del Instituto Moreno (Bueno Aires- Sao Paulo) elenanoseda@sion.com

Valdir Peyceré

Asesor ejecutivo para el Encuentro. Fotógrafo, escritor, curador y docente. Desarrolla investigaciones sobre la relación entre imagen y palabra. Grupalista y sociometrista con experiencia en la creación de herramientas didácticas. Especialista en gestión cultural. v.peycere@yahoo.com.ar

 

Además, te pueden interesar los siguientes artículos:

Grupo Psicodrama. Multiplicación dramática. Teatro espontáneo

¿Cómo coordinamos grupos?

El modelo de Deconstrucción Dramática aplicado para el abordaje del Stress laboral y el Burn Out

Foto: Valdir Peyceré

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social. Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *