Soliloquio: Intervención del Coordinador en Psicodrama

Soliloquio: Cuando se hace evidente que la persona al dramatizar atiende más a conductas socialmente aceptables que a las emocionalmente válidas, se puede pedir al protagonista que exprese en voz alta lo que está pensando, agregando que los demás no oirán lo que él exprese. Es tal vez la técnica más sencilla y más frecuentemente usada. Da pautas sobre los contenidos no expresados en la acción. No sólo es introducida directamente por el coordinador, sino que el participante mismo puede hacerlo cuando sea consciente de que hay elementos importantes que no le conviene dar a conocer a su interlocutor dramático, pero sí al director y al grupo. Para que todos sepan que está pensando en voz alta, los grupos tienen diversas claves: dicen expresamente que harán soliloquio, o giran a cabeza hacia el costado, o cualquier signo previamente acordado. Esto no es necesario cuando lo indica el coordinador.
Es una técnica frecuentemente usada en teatro, donde el protagonista puede hacer comentarios dirigidos al público o expresando lo que no diría directamente. Tiene el valor del signo entre paréntesis.
En psicodrama se busca no sólo tratar de evidenciar este material no explicitado pero consciente, sino también busca claves sobre conflictos inconscientes.
(1) Síntesis y adapatación del libro El Psicodrama – Aplicaciones de la técnica psicodramática, Capítulo 4 «El lenguaje psicodramático» de Dalmiro Bustos, Editorial Plus Ultra, por el Lic. Guillermo A. Vilaseca.
Artículo completo publicado por Lic. Guillermo Vilaseca en Clínicas Grupales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.