Cabezas de ranas

Los besos escondidos no son besos escindidos

son un sabio todo
inalcanzado por las garras del fiscal

los besos escondidos son calamares
se paladean con fruición y con su vino

los besos escondidos saben menos del rubor que del fragor

los besos escondidos se humectan a babor y a estribor

los besos escondidos
agrupan los suspiros
domestican desatinos
desafían al destino

los besos escondidos

escondidamente
organizan su universo

y se ofrendan en la siesta
a la luz de las estrellas.

Walter Vargas

Share

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social. Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Un comentario en “Cabezas de ranas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *