Biografía de Enrique Pichón Riviere de la revista APSA

Nacipichon_riviereó en Ginebra el 25 de junio de 1930, falleció en Buenos Aires el 16 de julio de 1977. Médico psiquiatra y psicoanalista, se transformó en uno de los más importantes psicólogos sociales del siglo pasado y continúa siendo referente de la interacción psicosocial en el presente.

Si bien contribuyó en la fundación de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), junto a Angel Garma y Celes Cárcamo -y habien estado casado con Arminda Aberastury-, su elección fue el campo de la praxis psicológica-social, de las dificultades de creación en grupo y de la marginalización del enfermo mental.

Todavía tenemos contacto con gente que lo conoció y, particularmente, en mi caso, fue la primer teoría práctica clínica que me causó alto impacto, en momentos en que el trato de los enfermos mentales en particular y de la realidad psicosocial, estaban inmersos en una profunda crisis.

Compartió experiencias y encuentros con Roberto Arlt habiendo trabajado juntos en el diario “Crítica”. Se dice que adoptó -y nos consta pro anécdotas de psiquiatras que estuvieron con él- formas procaces de Arlt, constituyendo otro rasgo más de su tendencia por incluir lo no aceptado.

Sus raíces tomadas de Klein y Bion, a nivel grupal, lo condujeron a ver cómo el manejo de las ansiedades grupales acerca de los grupos en modalidades sintomáticas que le impiden pasar a la tarea -o denominados de pre-tarea, no pudiendose constituirse en grupos de trabajo- también tenía su correlato en los conflictos que padecían los enfermos mentales.

La noción del portavoz del conflicto y del emergente, explicaban el famoso ominio de las “tres d”: el depositante, el depositario y el conflicto depositado. Nos sirvió de ejemplo práctico al referir el manejo de lo no aceptado por el grupo sobre Borda, Moyano, Tobar, García, Rawson, Muñiz, Cárcel de Caseros, estaban claramente depositados en un radio explícitamente manifiesto.

La integración multidisciplinaria,en su visión era dónde se debe lograr la operatividad grupal a través de la diferencia y el manejo de las ansiedades grupales: “a mayor heterogeneidad de los miembros y mayor homogeneidad en la tarea, mayor productividad”.

EL material promovido por el portavoz, tenía dos caminos; el no ser aceptado e integrado, depositando en él los conflictos grupales y sociales, o promover un espiral creativo, sintetizando la emergencia como una reorganización de los elementos hacia una nueva referencia esclarecedora.

Teniendo como influencia a Bion, se centra en las enseñanzas del psicoanálisis, hasta calibrarlo y enfocarlo, en la realidad psicosocial y, particularmente, en nuestro país, donde el funcionamiento grupal atravesó fenómenos desde el chivo expiatorio hasta la dificultad en agruparse a causa de las dictaduras sufridas.

La interpretación de la fantasía grupal, herramienta terapéutica, fue tomada por Pichón que transformó las ideas de Bion de pre-tarea, es decir del grupo que por el monto de ansiedades persecutorias o depresivas, se le dificulta pasar a la tarea, para llegar al grupo de trabajo. La verdad, extraída desde la fantasía grupal, permite la operatividad, una verdad que relanza al grupo hacia la superación de ansiedades y la creación. Este esquema lo denominó conceptual, referencial y operativo, ECRO.

Todo grupo para no ser puro grupo debe, según Pichón Riviére, realizar un doble trabajo integrado, esclarecer sus ansiedades básicas y su relación con la realidad psicosocial circundante; donde cada paso en este avance es referencial y permite relanzar el grupo hacia una integración de tesis, antítesis y síntesis.

Teniendo como referencia lo manifiesto, la elaboración de las fantasías inconscientes, subyacentes, que son el corazón de la situación básica de resistencia al cambio, deben atravesar para su mejor solución por le espiral dialéctico, que va desde el portavoz que manifiesta el conflicto, hacia la superación integrativa. Es necesario recordar que, en este sentido, fue uno de los primeros que postuló en nuestro medio la integración multidisciplinaria. Pichón Riviére, hizo de la integración su elemento (su padre se vino, desde Suiza, a la cosecha de algodón en el Chaco), fundó el Partido Socialista de Goya y trabajó durante quince años en el Hospicio de la Merced (Hospital Borda). Desde el ámbito académico, intentó la integración creativa del conflicto humano, yendo netamente al ámbito psicosocial grupal, matriz, según su concepción, probable generadora de cambio.

Les presento uno de sus pensamientos: “Existe en nuestra sociedad, un aparato de dominación destinado, en última instancia, a perpetuar las relaciones de producción; vale decir relaciones de explotación. Este aparato de dominación tiene sus cuadros en psiquiatras, psicólogos, y otros trabajadores del campo de la salud, que vehiculizan, precisamente, una posición jerárquica, dilemática y no dilemática de la conducta. Son líderes de la resistencia al cambo, condicionantes de la cronicidad del paciente, al que tratan como un sujeto equivocado desde un punto de vista racional. Estos agentes correctores, cuya ideología y personalidad autocrática les impide incluir, una problemática dialéctica en el vínculo terapéutico, establecen con sus pacientes relaciones jerárquicas en las que se reproduce el par dominador – dominado. Se incapacitan así, para comprometerse, también ellos como agentes”.

Y para concluir; el manejo patológico de los grupos en y fuera de la enfermedad mental grave, desde la exclusión y la depositación del estigma, como la recreación y conciencia del conflicto, su referencia y operatividad en la creación, serán en nuestro medio legados eternos, ya que la exclusión como escisión familiar y grupal, son parte del eterno retorno.

Revista Sinopsis de la Asociación de Psiquiatras Argentinos – Diciembre 2015 – Año 28 N° 56.

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social. Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *