“La Felicidad está dentro de uno y no al lado de alguien”

Los hombres no entendemos a las mujeres porque somos discapacitados emocionales que interactuamos con seres de una exquisita sensibilidad, la cual  frecuentemente desborda al ritmo de sus hormonas.
En estas oportunidades sus lágrimas nos asustan y sus gritos nos aterran dejándonos en la impotencia que tanto puede devenir en parálisis como en impulsividad.
Tanto el quedarnos mudos como el reaccionar violentamente son conductas reactivas que no contribuyen para nada a que nuestra compañera se sienta contenida, escuchada ni tenida en cuenta. Así el hada se transforma en bruja y todo evoluciona hacia una hecatombe nuclear.
Estas vivencias tan presentes en la vida cotidiana, que afloran tanto en las novelas, en el cine, en los chistes como en las historias que una y otra vez me cuentan en el consultorio, ponen de manifiesto creencias que nos habitan y nos determinan. El relato de situaciones transitadas con parejas, familias, grupos de varones o quienes consultan individualmente hace evidente cómo estas maneras de posicionarnos en la vida nos condenan al sufrimiento y la victimización. Por ese camino de aceptación pasiva de dichos mandatos, tanto unas como otros, estámos condenados a una amputación de aspectos que hacen a nuestra potencia en aras de convalidar el mito de “la media naranja” o “la media medalla”. En el desarrollo del libro:” Por qué los hombres no entendemos a las mujeres” replanteo estos mandatos que afloran como clichés en la vida cotidiana.
La propuesta es recuperar el protagonismo pleno de cada uno en la vida sin necesidad de tener que sacrificar aspectos propios para ajustarse a parámetros culturales de épocas donde imperaba el modelo patriarcal. Este condenaba a varones y mujeres a una relación de sometimiento mutuo, inadmisible en la actualidad donde la igualdad de oportunidades, la idea de pareja y la aceptación de la diversidad habilita en occidente el despliegue de una creatividad plena en lo que se refiere a la construcción de vínculos entre varones y mujeres.
Es cierto que también produce extrañeza la falta de un modelo hegemónico y que la incertidumbre muchas veces es difícil de digerir.
El miedo a la libertad aflora.
En aras de construir caminos colectivamente donde encontremos la manera de forjar maneras de vincularnos donde la la confianza, el diálogo, el amor y la amistad habilite la felicidad en los vínculos, es que he abordado el desafío de abrir una reflexión sobre estos temas en este libro.

El mismo es la síntesis de las ideas que en principio vertí en www.varones.com.ar a partir de años de trabajo con los grupos “entre varones” , el trabajo con parejas, familias y consultas individuales.

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social. Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *