Disculpame…No te entiendo…

“A las mujeres no hay que entenderlas ¡hay que amarlas!”, dice un señor con control remoto en la mano, que inmediatamente se distrae con un gol. ¿Por qué los hombres no entienden a las mujeres? Alguien encontró la respuesta… es el Lic. en Psicología Guillermo Vilaseca, quien titula así su último libro y nos ofrece su mirada profesional sobre este tema.

La mayoría de las veces, cuando uno pregunta (o se pregunta) el por qué de que a los hombres les cueste tanto entender a las mujeres, la respuesta que aparece repetidamente es por las diferencias que existen entre los sexos.

En cambio, el Lic. Guillermo Vilaseca, sostiene en su último libro Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, la idea de que debemos  considerar tanto a los varones y mujeres como seres humanos que, si bien tienen sus diferencias biológicas, fundamentalmente son moldeados en sus conductas por la cultura que ellos mismos producen y reproducen en el camino del vivir en sociedad.

El “por qué”

La afirmación de que los hombres no entienden a las mujeres, tanto como su correlativa de que las mujeres no entienden a los hombres, muchas veces es considerada una regla general que se da por sobreentendida. Forma parte de los paradigmas, preconceptos o supuestos saberes populares que se repiten insistentemente en forma de diferentes clichés, chistes, argumentos de películas, obras de teatro, canciones o refranes en la vida de todos los días.

“Estas ideas, cuando las aceptamos pasivamente nos condenan a la incomunicación, el desencuentro y al sufrimiento tanto en la vida de pareja como en otros vínculos donde varones y mujeres compartimos espacios en la vida cotidiana. La creencia de que no nos entendemos hace que la oportunidad del encuentro fracase”, explica Vilaseca.

Además, el especialista asegura que el momento socio-político-cultural que hoy se vive en Occidente tiene mucho que ver con esto: “estamos ante los resabios del modelo patriarcal donde el hombre estaba instado a ocupar un lugar de saber, poder y fortaleza ejerciendo la protección, el cuidado y el sostén tanto de su mujer como de su descendencia de la cual debía hacerse cargo. Del mismo modo debía garantizar sus posesiones, incrementarlas
y lograr el éxito. Este ser que todo lo debía poder no tenía posibilidad de incluir la vulnerabilidad dentro de sus conductas, de manera que se pertrechaba en una coraza que lo endurecía y lo distanciaba no sólo de la mujer sino también de sí mismo, de los otros hombres y también de sus hijos. Así quedaba privado de la amistad, de disfrutar de la ternura en la paternidad como de un buen vínculo de pareja. El precio de sostener ese rol es y ha sido mayúsculo tanto para sí mismo como para quienes lo rodeaban”.
La clave

Lo cierto es que las mujeres pueden hacer algo para ayudar a los hombres a que las comprendan, aunque sea un poquito más: “tal como lo expresan muchos de los ejemplos que están incluidos en el libro de situaciones de terapia de pareja como de escenas de películas o chistes, la clave está en que las mujeres también perciban cuán influidas están por este modelo de varón. Lo importante es que si el hombre muestra su sensibilidad, su vulnerabilidad o tiene una buena comunicación con sus hijos o se coloca a la par con ella, esta mujer sea capaz de tomarlo entusiastamente y no reactivamente o reclamando por qué no lo hizo antes a pesar de la sorpresa que ello pueda generaler”, explica el lic. y reflexiona: “es interesante ver cómo muchas veces el cambio supuestamente deseado suele ser rechazado”.

Pelis imperdibles:

Entre muchas otras y verdaderos clásicos, que hablan sobre el eterno desentendimiento entre hombres y mujeres: 1. Lo que ellas quieren con Mel
Gibson y Helen Hunt. 2. Una relación muy particular con Nathalie Baye y Sergi López, y 3. Cuando Harry conoció a Sally, con Billy Crystal y Meg Ryan.

www.varones.com.ar

Así se llama el sitio que el Lic. Guillermo Vilaseca generó para tratar de manera virtual la problemática del hombre de hoy y también de la diferencia entre hombres y mujeres. Allí sugiere actividades, recomienda películas, expone testimonios, sugiere obras de teatro y recibe comentarios, entre otras actividades interactivas. Guillermo Vilaseca, en la práctica clínica integró la Psicología Social, las Técnicas Corporales, el Psicoanálisis, la Gestalt, el Psicodrama, la Teoría Sistémica y el EMDR entre otros enfoques. Fue presidente de la Sociedad Argentina de Psicodrama y en la década de 1980 organizó los primeros grupos autogestivos de hombres para reflexionar sobre los nuevos roles del varón, tarea en la que continúa.

 

Cortázar, humor para pensar

“Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda”.
(De La coma, esa puerta giratoria del pensamiento, de Julio Cortázar).

  • Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la la palabra mujer.
  • Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra tiene.

Enviado por Cintia Ini al portal www.varones.com.ar

 

Escrito por Ceci Castillo

Publicado en Revista Utilísima en Noviembre ´13

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social.
Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *