¿Qué es la resiliencia?

Stefan Vanistendael explica la resiliencia como la capacidad de una persona de hacer las cosas bien pese a las condiciones de vida adversas, “es la capacidad humana para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y salir de ellas fortalecido o incluso transformado”.

Sostuvo que las técnicas de resiliencia son aplicables tanto para niños como para adultos. En lo que se refiere a menores afirma que con estas se  puede ayudar también a chicos que tienen problemas aunque no necesariamente de delincuencia.

“Todos nos enfrentamos con adversidades, nadie está exento. Las adversidades pueden suceder también dentro del círculo familiar como muerte,  divorcio o separación, enfermedad, pobreza, mudanza, malos tratos, abuso sexual, homicidios”, anota.

Hay muchos niños y adultos que sufren adversidades en su vida y las superan a pesar de que las circunstancias parezca indicar lo contrario. Sin embargo para otras personas esas circunstancias son insuperables. Educadores, sicólogos y salubristas de todo el mundo, empiezan a requerir elementos prácticos para identificar esas características en los niños y para intervenir positivamente promoviendo su desarrollo.

La posibilidad de actuar fortaleciendo factores o condiciones positivas constituye un paso importante en lo que se denomina prevención primordial,
“mucho antes de la emergencia de una patología o problema se deben tomar acciones para su reducción”.

MECANISMOS PARA NIÑOS QUE AFRONTEN ADVERSIDAD.
Los niños como ya hemos dicho son presa de problemas. Un niño resiliente o sea quien toma un tratamiento de resiliencia, posee en alto grado, cada una de estas características del TENGO, SOY/ESTOY, PUEDO y está en capacidad de decir:

TENGO….
…personas en derredor en quienes confío y que me quieren incondicionalmete.
…personas que me ponen límites para que aprenda a evitar los peligros o problemas.
…personas que me muestran por medio de su conducta la manera correcta de proceder y tratan que aprenda a desenvolverme solo.
…personas que me ayudan cuando estoy enfermo o en pelligro o cuando necesito aprender.

SOY
…una persona por la que otros sienten aprecio y cariño.
…respetuoso de mí mismo y del prójimo.
…feliz cuando hago algo bueno para los demás y les demuestro mi afecto.

PUEDO
…encontrar a alguien que me ayude cuando lo necesito.
…buscar el momento apropiado para hablar con alguien o actuar.
…controlarme cuando tengo ganas de hacer algo peligroso o que no está bien.

LA SOCIEDAD TIENE SUS BEMOLES
La resiliencia es la capacidad de una persona para hacer bien las cosas pese a las condiciones de la vida adversas. La violencia, el maltrato, la
pobreza, la guerra, las injusticias sociopolíticas y los conflictos son adversidades que afectan a los pueblos latinoamericanos tanto como a los
occidentales. Sin embargo, hay personas que después de ser víctimas de estas situaciones extremadamente estresantes, pasan a ser sobreviventes y a
tornarse resilientes.

La resiliencia es más que la aptitud de resistir a la destrucción preservando la integridad en circunstancias difíciles: es también la aptitud de resistir a la destrucción preservando la integridad en circunstancias difíciles, de reaccionar positivamente a pesar de las dificultades y la capacidad de construir basándose en las fuerzas propias del ser humano. No es sólo sobrevivir a pesar de todo, sino que es tener la capacidad de usar nuestra propia experiencia sobre las situaciones adversas para construir para proyectar su futuro.

El concepto de resiliencia ofrece una alternativa más optimista del modelo clásico que se centraba en estudiar la patología más que la salud. Estudia
como algunos individuos sobreviven exitosamente en estrés extremo y cómo de alguna manera este conocimiento puede ser usado para ayudar a otros. Cuando hablamos de Ecuador, y de América Latina en general, hablamos de una sociedad pluricultural y multiétnica, cuya característica histórica
principal ha sido la subordinación, en todos los terrenos de la vida social.

Debemos analizar qué clase de personas ha producido esta situación. ¿Cuál es la psicología del latinoamericano y cómo podemos abordar el tema de su salud mental?

¿QUE HACE A LAS PERSONAS SER RESILIENTES?

DESDE DENTRO

Existen factores internos como son la autoestima, el optimismo, la fe, la confianza en sí mismo, la responsabilidad, la capacidad de elegir o de cambio y las competencias cognoscitivas. Una vez fortalecidos estos aspectos, que se conjugan en lo que llamamos espíritu. Además se refuerzan las  posibilidades del grupo de apoyar a la persona como ser humano íntegro, seguro y capaz de salir adelante Por ello es importante, además de desarrollar factores internos, afianzar los apoyos externos. Sin embargo, si la autoestima es baja o no se se conjuga bien con las destrezas sociales, o si la esperanza en uno mismo no fluye, no se canaliza de la mejor manera y si se le quita al individuo el apoyo externo, vuelve a derrumbarse.

A continuación detallamos diez puntos que fortalecen internamente el poder personal , desarrollándo así mismo los apoyos externos necesarios.

1.- Trato estable con al menos uno de los padres u otra persona de referencia.
2.- Apoyo social desde dentro y fuera de la familia.
3.- Clima educativo emocionalmente positivo, abierto, orientador y regido por normas.
4.- Modelos sociales que estimulen un conductismo constructivo.
5.- Balance de responsabilidades sociales y exigencia de resultados.
6.- Competencias cognoscitivas.
7.- Rasgos conductistas que favorescan una actitud eficaz.
8.- Experiencia de autoeficacia, confianza en uno mismo y concepto positivo de uno mismo.
9.- Actuación positiva frente a los inductores de estrés.
10.- Ejercicio de sentido, estructura y significado en el propio crecimiento

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social. Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *