Una Clínica Grupal Psicodramática templada en tiempos de crisis: Marco Contextual – 2/9

Marco contextual

El tema aquí abordado se refiere a una experiencia de clínica grupal, en coterapia. Experiencia que venimos desarrollando desde 1985.Para ese entonces estaba finalizando una década de persecusión y proscripción de las prácticas grupales en la Argentina, inmersos aún en el júbilo por la reconquista de la democracia.

Desarrollando. Experimentando. Aprendiendo. Creciendo. Supervisando. Co-visionando .*(5) Cuestionando y cuestionándonos. Preguntándonos y repreguntándonos.

Una característica que hemos advertido en clínica grupal, en estos últimos años, consiste en una gran movilidad e inestabilidad de integrantes, con la intensificación del flujo de entradas y salidas , tanto reales como fantaseadas.Atravesados por recientes experiencias de desapariciones, exilios e insilios, políticos, económicos, profesionales… Con la voz en off del humor diciendo: “El último que se vaya que apague la luz”. Movilidad acompañada por la consiguiente exacerbación de las ansiedades básicas de ataque, miedo a lo nuevo y lo desconocido y de pérdida, separación y disolución.

Movilidad e inestabilidad que despiertan continuamente inquietud e inseguridad: ¿quiénes somos?, ¿con quiénes contamos?, ¿cuántos quedamos?, ¿habrá que empezar de nuevo?.Es cierto que un sentido de todo grupo terapeútico es formarse para poder trabajar en su propia disolución. Pero el logro y la continuidad de algunas condiciones mínimas que hacen a la seguridad psicológica, son indispensables para un trabajo productivo , creativo y solidario. Se trata de permitir a cada integrante que esté en condiciones de elaborar el duelo por la separación de el/los terapeuta/s y compañeros, finalizado el tratamiento. Madurar para el destete, despegue, desprendimiento.

Sin duda que la inquietud e inseguridad que impregna el clima del consultorio recrea el clima reinante a nivel social, inmersos en una creciente crisis económica y política con desempleo, hiperinflación, aumento de la violencia, la corrupción y la impunidad, que van minando y destruyendo la red vincular del tejido social.”(…) Las actuales condiciones favorecen la narcisización a nivel individual y grupal. El individualismo entendido como sistema de aislamiento de los individuos y como resultante de teorías y doctrinas fuertemente contradictorias y de frustrantes experiencias que concluyen por incentivar sólo el interés por sí mismo, se ha agudizado (…)” (6)

La competencia, el” sálvese quién pueda”, la lucha entre hermanos, los celos, la demanda de atención individual radial, el ataque envidioso y descalificatorio entre compañeros y hacia los coordinadores, pasan a primer plano en la dinámica grupal, impregnando tanto las transferencias laterales como con los terapeutas.Es necesario un continuo trabajo de covisión y análisis de la coterapia y de cada uno, en vistas a no caer en las redes del propio narcisismo, sin darse cuenta y precaverse de quedar capturado.

En suma, por un lado,las fantasías de destrucción, de disolución y de pérdida,por otro, las ganas de construir, de reconstruir, de seguir adelante. Como el Ave Fénix varias veces participamos del renacer a partir de las cenizas. Renacer que nos coloca ante una serie de cuestionamientos e interrogantes y que da lugar a nuevas hipótesis y propuestas.

Iniciamos 1990 inmersos en un clima de replanteos, dispuestos a llevar adelante la tarea en este nuevo tramo del camino, valiéndonos de la experiencia anterior, abiertos y atentos a explorar y probar cambios de mirada, actitudes, propuestas y encuadre.

Lic. Guillermo A. Vilaseca y Lic. Ana Maria Rothman

Notas:

(5) Covisionar : Mirar con otros. Reconocer la parcialidad de la propia mirada dando lugar a que en un pie de igualdad se planteen las visiones desde las diferentes subjetividades. Surge como alternativa a la idea de supervisión donde habría una mirada que tendría un valor hegemónico. Covisión: modelo alternativo al de la supervisión que integra el psicodrama analitico, las técnicas corporales y grupales y la multiplicación dramática.

GRUPO DE INVESTIGACION EN multiplicación dramática. Comunicación Personal 1991.

(6) ALBIZURI DE GARCIA, Olga. “Acerca del individualismo en el campo grupal” en Revista Argentina de psicodrama y técnicas grupales N 5 año 6, septiembre 1990.

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social.
Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Un comentario sobre “Una Clínica Grupal Psicodramática templada en tiempos de crisis: Marco Contextual – 2/9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *