Grupos de Entrenamiento en el afrontamiento positivo de acontecimientos cotidianos

Desde el miércoles 1 de septiembre comenzará a distribuirse la edición Nº 126 de la Revista Campo Grupal. En esta ocasión publicaron un artículo de mi autoría acerca los “Grupos de Entrenamiento”.

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti…

Joan Manuel Serrat

La posibilidad de empezar cada día consustanciado con esta creencia es maravillosa aunque sabemos que la vida cotidiana esta sazonada de circunstancias internas o externas que muchas veces nublan nuestro horizonte.

De todos modos cada uno de nosotros puede plantarse ante dichas circunstancias reconociendo sus cualidades así como las sensaciones, emociones, ideas e impulsos que nos promueven manteniendo el contacto con todo el potencial que nos habita.

También en ciertas oportunidades podemos quedar capturados por la percepción de que nuestros recursos son escasos ante las características del evento que tenemos por delante.

Este desbalance entre nuestra percepción de los recursos de los que nos reconocemos poseedores y la demanda que creemos implican las nuevas circunstancias en las que nos encontramos, desencadenan un estado de stress, tensión, alerta, incomodidad. Claramente hemos salido de lo que podríamos denominar la zona de confort, allí donde, como dice el dicho popular, circulamos como pez en el agua.

Cuando percibimos nuestros recursos como escasos, si bien estamos ante la posibilidad de un aprendizaje, solemos experimentar un conjunto de climas emocionales que pueden ir desde el miedo, la incomodidad, la parálisis, el desconcierto así como también dolores corporales, tensiones corporales y la irrupción tenaz de creencias desvalorizantes que invaden nuestro pensamiento.

De todos modos el nuevo día está en ciernes. Así el próximo ciclo en nuestras vidas, el nacimiento de nuevos roles y la posibilidad del despliegue de personajes poco entrenados y reconocidos, que nos permitirían acceder a aspectos de nosotros mismos novedosos tanto deseados como temidos, es una posibilidad que se insinúa.

Como en todos los alumbramientos la oportunidad de la vida esta allí…… pero hay que parirla.

Necesitamos quienes nos acompañen, nos sostengan, confíen en nosotros y nuestras posibilidades, nos ayuden a conectarnos con lo que son nuestras potencialidades y a ponerlas en juego, tanto con calidez como con la fuerza necesaria que impulsa el pujo y la expulsión a pesar de los temores.

Allí nos encontraremos con la novedad en nosotros y en los vínculos con los otros ya que, cuando realmente logramos acceder a un rol nuevo que cambia la configuración de los personajes a los que estoy habituado, necesito ocuparme tanto de la ecología de mis personajes internos y su equilibrio así como de la ecología social y el nuevo balance en los vínculos con mi entorno.

Si bien seguimos teniendo nuestros sellos identitarios, el “te ves distinto” suena en nuestros oídos indicando que  en algo estamos sorprendiendo. Metabolizar dicha sorpresa en nosotros mismos y rearticular los vínculos con los afectos significativos que me rodean  es un trabajo más del darle lugar en el mundo y legitimar a este distinto que acaba de nacer y a quien hay que alimentar, cuidar, sostener y articular con sus hermanos que son todos los aspectos que ya conocía de mi mismo.

Esta es la propuesta de los “Grupos de entrenamiento psicodramático en el afrontamiento de acontecimientos de la vida cotidiana”.

A partir de la conformación de un espacio grupal donde las condiciones de confianza y seguridad generen la posibilidad de vincularse con los otros y con uno mismo, proponemos trabajar las circunstancias de la vida cotidiana de cada uno que cobren relevancia para afrontarlas desde una perspectiva diferente que  abra nuevas perspectivas y alternativas superadoras.

Nos valemos tanto de dinámicas de grupo, trabajos corporales, dramatizaciones, diálogos gestálticos, constelaciones de personajes internos, protocolos grupales para el abordaje de situaciones de stress post traumático, la deconstrucción dramática y la perspectiva de género asi como  un conjunto de recursos que hacen a la caja de herramientas que vengo actualizando permanentemente en estos los últimos 40 años de experiencia en la coordinación de grupos y en los diálogos con consultantes.

La idea es apuntar a instalar modelos vinculares  a partir de escenas, que en tanto aprendizajes, nos permitan reconocer nuestros recursos y nuestras potencialidades en la acción.

“Creedme que todo depende de esto: Haber tenido, una vez en la vida, una primavera tan sagrada que colme el corazón de tanta luz que baste para transfigurar los días venideros”.
Rainer María Rilke (Cuento “Primavera Sagrada”)

Lic. Guillermo Vilaseca

Si te interesa este artículo también puede interesarte:

Comentarios en Facebook

comments

Lic. Guillermo Vilaseca

Lic. Guillermo Vilaseca

Guillermo Vilaseca es Licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires, Terapeuta EMDR, Psicodramatista y Psicólogo Social.
Escribió el Libro: Por qué los hombres no entendemos a las mujeres, publicado en 2013 por Ediciones B en Argentina y en 2014 también en México.

Un comentario sobre “Grupos de Entrenamiento en el afrontamiento positivo de acontecimientos cotidianos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *